Blog

Como es adentro es afuera

Y que si este virus fuera interno y todos estamos contagiados? Según las leyes del universo, en el principio de correspondencia dice: como es adentro es afuera y viceversa…
Cual es tu virus??? Cual es el mío???
Es verdad que muchos estamos guardados en cuarentena en “nuestras casas” pero nuestra verdadera casa es nuestro corazón, donde se establece la relación con nosotros mismos y con lo divino….con Dios.
Estamos en “nuestra casa” leyendo el remedio numero 800 de como atacar el virus o viendo el mismo meme por 7 vez….si bien nos va….
Pero realmente estamos en nuestra casa, con nosotros mismos?? O estamos con otros distractores pero que causan el mismo efecto que los que teníamos afuera…
Me acuerdo en una de mis peores épocas (que he tenido varias), iba a terapia y pensaba que por el simple hecho de ir, todo se iba a arreglar…y por el contrario…se empeoro…porque yo no estaba haciendo mi trabajo interno…quería que todo se arreglara afuera….como por obra de magia…y solo adentro estaba la cura!
Así ahora….creemos que solo por mandar mensajes lindos, o pensar positivo, o entretenernos, todo se va a arreglar….y pensando así, cuando esta cuarentena acabe, saldremos a ser los mismos y a hacer lo mismo y de nada habrá servido….
Creo que es tiempo de estar realmente en casa, ver que hay adentro de nosotros, que miedos, que fantasmas, que virus, volver a voltear la mirada al cielo…para que cuando esto acabe, podamos salir y dar todo aquello que realmente hay en nosotros, lo que es real y único, y poder hacerlo desde un lugar distinto….ya no desde el ego, sino desde el amor.
Dale espacio a tu creatividad, encuéntrala, que ahí esta, y empieza a crear!
El mundo va a cambiar de como hasta hace una semana lo conocíamos, tendremos delante varios problemas que resolver y enfrentar, preparémonos para enfrentarlos distinto y poder reinventar una nueva forma de vivir, mas humana, mas centrada en el amor, siendo nosotros mismos!
Es tiempo de en este encierro irnos quitando nuestras mascaras y dejarlas guardadas! De volver a sentir desde el alma! Conectarnos con nosotros mismos, y paradójicamente, en el encierro podremos encontrar la mayor libertad, la libertad interior!
Es tiempo de darnos cuenta que no somos dioses, y no tenemos el control de nada, que solo estamos aquí para recordar el camino a casa, y de volver a poner a Dios en el centro de todo.
Sentémonos por ratos a sentir, a darnos cuenta que es aquello que estamos sintiendo, y que hay detrás de eso, solo atravesándolo vamos a poder cruzar.
Paradójicamente estar encerrados puede darnos la mayor libertad, la libertad interior!
Y así, el día que salgamos nos encontremos de corazón a corazón con todos los que habitamos este planeta!
GIR

Graciela Ibarra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *